Browse By

Monterrey gana la final de ida; ligera ventaja lleva al Azteca

Rogelio Funes Mori capitalizó la victoria de una forma que pocos hubieran creído, hizo de la ida de la Gran Final algo espectacular. Nos regaló un golazo, digno de escribirse en los libros de historia del balompié azteca de forma emblemática. El argentino le pegó de “chilena” e hizo llorar a muchos.

El primer tiempo, como se esperaba, fue sumamente parejo. Rayados de Monterrey se sumaba al frente, los principales protagonistas eran Dorlan Pabón y Rogelio Funes Mori; generaban peligro en el área de Guillermo Ochoa.

El cancerbero americanista jugando sus primeros minutos en el BBVA, comenzó a sufrir la presión Rayada. El primer aviso claro fue de Funes Mori. El delantero argentino le pegó, pero el tapatío guardó bien el esférico para evitar el tanto de los locales.

Tan sólo dos minutos después, le tocó a Marcelo Barovero ser héroe. El sudamericano realizó una increíble atajada. Guido Rodríguez recibió una “joya” de pase en los linderos del área; realizó un potente disparo que Barovero desvió de forma espectacular.

Los goles llegaron en la primera mitad. Carlos Rodríguez tuvo la desgracia de meter el esférico a su propia puerta, por lo que las Águilas se fueron arriba a pesar de perder a Andrés Ibargüen por lesión algunos minutos antes. El americanismo celebraba en la caldera regiomontana.

Aunque la reacción de La Pandilla fue rápida gracias a un remate del colombiano Stefan Medina. Al principio fue marcado como fuera de lugar, pero el nazareno apoyándose en el VAR, dio por bueno el tanto rayado.

La recta final de la segunda parte nos regaló espectáculo e historias memorables. Guillermo Ochoa, primero, fue un héroe. Realizó una atajada muy similar a la que hizo en Brasil 2014 ante el país anfitrión.

Pero la fiesta americanista se arruinaría tras el increíble gol de Funes Mori. Su frialdad tuvo como producto un tanto de antología, el cual quedará para la historia. Por lo pronto, su tanto significa la ventaja rumbo al título.