Buscar por

Curiosidades del Mundial de Clubes

79 son los segundos que tardó Mohamed Ahmadv del Al Ain en marcar de cabeza el gol más madrugador de la historia de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA™, contra el Esperance, en Emiratos Árabes Unidos 2018. Con ello, Ahmadv batió por 32 segundos el récord que había establecido Diego Tardelli con el Atlético Mineiro contra el Guangzhou Evergrande en 2013.

44 años y diez meses tenía Óscar Pérez cuando defendió la puerta del Pachuca contra el Gremio en la semifinal de Emiratos Árabes Unidos 2017 y se convirtió por un margen de más de cinco años en el jugador de más edad que ha participado jamás en la competición. Lo siguen en esta marca Mitsuo Ogasawara, el recordado Miguel Calero, Ante Covic y Paolo Maldini, todos ellos con 39 años

17 años y tres meses había cumplido Alexandre Pato cuando batió el récord que Pelé había establecido con la selección de Brasil durante el partido contra Gales de Suecia 1958 y se convirtió en el goleador más joven de una competición masculina absoluta de la FIFA. Aunque Pato nunca había participado en un torneo profesional antes de entrar en la lista del Internacional que compitió en Japón 2006, vio puerta en su debut tres días después, al minuto de haber saltado al terreno de juego. En el otro extremo de esta estadística, el título de anotador más veterano de la competición corresponde a Javier Zanetti, quien lo consiguió con 37 años de edad.

15 años es el tiempo más prolongado entre dos participaciones consecutivas de un club en la competición. El Real Madrid compitió primero en Brasil 2000 y después en Marruecos 2014. El Liverpool, por su parte, igualará la marca este año.

8 goles convierten el Gamba Osaka 3-5 Manchester United de Japón 2008 en el partido con más tantos de la historia de la Copa Mundial de Clubes. Por otro lado, dos finales se han saldado con seis goles, la segunda marca más abultada: AC Milan 4-2 Boca Juniors en 2007 y Real Madrid 4-2 Kashima Antlers en 2016. En la competición no se ha visto jamás una victoria por un margen superior a cuatro goles.

8 clubes brasileños habrán participado en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA cuando el Flamengo emule este año al Corinthians, Vasco da Gama, Sao Paulo, Internacional, Santos, Atlético Mineiro y Gremio, y establezca así un nuevo récord. Brasil comparte actualmente con México la marca de siete clubes representantes en la competición.

7 goles hacen de Cristiano Ronaldo el máximo anotador de la historia del Mundial de Clubes. El portugués ha visto puerta una vez con el Manchester United en 2008, cuatro con el Real Madrid en 2016 y dos con este mismo equipo al año siguiente. En esta estadística lo sigue Gareth Bale con seis tantos; mientras que César Delgado, Lionel Messi y Luis Suárez poseen cinco cada uno. Suárez marcó todos sus goles en Japón 2015, con los que figura como máximo realizador de una sola edición.

5 finales no han ofrecido un enfrentamiento entre Europa y Sudamérica. El Corinthians se midió con su compatriota brasileño Vasco da Gama en la primera de ellas; el TP Mazembe congoleño, el Raja de Casablanca marroquí, el Kashima Antlers japonés y el Al Ain emiratí se enfrentaron a rivales europeos en los encuentros decisivos de las ediciones de 2010, 2013, 2017 y 2019 respectivamente.

4.1 goles por partido es el impresionante promedio alcanzado en Emiratos Árabes Unidos 2018, que pulverizó la marca anterior de 3,5 tantos compartida por Marruecos 2013 y Japón 2016. El récord del año pasado se produjo tras la media más exigua de todos los tiempos, fijada el año anterior: 2,25 goles por encuentro.

3 jugadores han anotado tripletes en la Copa Mundial de Clubes: Suárez contra el Guangzhou Evergrande en las semifinales de 2015, Ronaldo contra el Kashima Antlers en la final de 2016 y Bale contra el Kashima Antlers en las semifinales del año pasado.